La comida viajera: viandas y el concepto de inocuidad

En este artículo acercamos algunas sugerencias útiles en materia de inocuidad alimentaria y transporte de los alimentos desde casa al lugar donde vayamos. Porque no sólo es importante qué llevamos para almorzar sino cómo lo transportamos y conservamos hasta el momento en que nos sentamos a comer. Para que las viandas sean inocuas (es decir, para que no nos produzcan efectos perjudiciales) no hay que dejar de prestar atención a los siguientes consejos.


¿Qué es la inocuidad de los alimentos?

La inocuidad es un conjunto de condiciones que posee un alimento, producto o proceso alimentario, que garantiza la ausencia de factores capaces de producir efectos perjudiciales en el consumidor.


¿Qué tener en cuenta para que las viandas sean inocuas?

- Higiene. Todos los recipientes utilizados para el transporte y conservación de alimentos (tuppers, bolsas de cierre hermético), los utensilios, la lunchera, los termos e incluso los refrigerantes usados para conservar la temperatura deberán lavarse diariamente con agua caliente y detergente. Es necesario tener especial cuidado con los recipientes donde se transportan los alimentos y no dejar nunca la lunchera en el piso. Cuando volvemos a casa, los sobrantes deben ser desechados.

- Envases. Los alimentos que forman parte de una vianda deben ser conservados a temperaturas seguras (menos de 5º y más de 60º) y protegidos de la contaminación. Para eso hay que colocar los alimentos en envases aptos y de materiales impermeables, tales como recipientes de plástico o bolsas de cierre hermético, que se consiguen en diferentes tamaños. Las bolsas de cierre hermético, el papel film o el papel de aluminio son buenas opciones. Gracias a estos envoltorios, además, se podrán llevar alimentos crudos y cocidos en el mismo envase sin que se toquen entre sí. Las bolsas de supermercado no deben utilizarse para envoltorio o conservación de alimentos.

- Disposición de alimentos dentro de la lunchera y conservación. Una vez preparados los alimentos y dispuestos en los envases o envoltorios adecuados, lo ideal es ubicarlos en una lunchera con aislante térmico. Si en su interior, la lunchera tiene compartimentos o separadores, mejor; de lo contrario el uso de bolsas de cierre hermético, permite llevar un plato principal (ej. una presa de pollo) y un postre (ej. una manzana), sin que se toquen entre sí. Para conservar los alimentos se utilizan refrigerantes que se colocan en la lunchera. El agua congelada o freezada ubicada entre los envases de alimentos puede contribuir a mantener las temperaturas adecuadas. Hay que evitar guardar alimentos calientes junto a otros que deban permanecer fríos. Si bien existen luncheras que tienen termos especiales que permanecen calientes, es conveniente mantener los alimentos en frío y calentarlos al momento de su consumo. Si este procedimiento va a ser realizado en el mismo envase hermético, hay que prestar atención a que sea apto para tal fin (para calentar en horno, microondas, etc.).


Medios con los que cuenta el lugar (trabajo, escuela, club o el que fuese) para conservar alimentos durante las horas de trabajo, clase o recreación y hasta el momento del consumo

Si no hay heladera...

- Si no hay heladera sólo se podrán llevar aquellos alimentos que no necesiten refrigeración. Algunos ejemplos de alimentos que pueden permanecer a temperatura ambiente son: panes, cereales, frutos secos (nueces, maní, almendras), semillas, frutas desecadas, frutas frescas (manzana, banana, mandarina, etc.), leches envasadas en cartón (sin abrir) y agua. En cuanto a los aderezos, es preferible llevarlos en sobres individuales cerrados y abrirlos en el momento de su uso.

Si hay heladera...

- Si hay heladera, pero no se pueden calentar los alimentos, sólo se deberán llevar aquellos que se puedan consumir fríos, siempre y cuando se tenga especial cuidado de que no se corte la cadena de frío.
- Si hay heladera, y se pueden calentar los alimentos, se podrán llevar los alimentos que habitualmente se comen en casa. Es decir; se puede llevar una gran variedad de alimentos y/o preparaciones.


Recomendaciones para prevenir las enfermedades transmitidas por alimentos (ETA) al preparar viandas

Desde Infoalimentos sugerimos “las cinco claves para la inocuidad de los alimentos" que propone la OMS para prevenir las ETA al momento de preparar viandas, que son:

1. Mantener la limpieza

2. Separar alimentos crudos y cocidos

3. Cocinar completamente

4. Mantener los alimentos a temperaturas seguras

5. Usar agua y materias primas seguras


 

Más información sobre cómo prevenir las ETA en esta nota: Cuando el peligro de enfermarnos está en casa

Hasta aquí te contamos algunas medidas de seguridad e higiene a tener en cuenta al momento de preparar las viandas. Con respecto a qué alimentos elegir para una vianda saludable, te invitamos a leer este otro artículo: La comida viajera: sugerencias para preparar viandas saludables

 


 Imagen de portada: Freepik 

 

 

 

0
1
0
s2smodern