Tomar agua tibia con limón en ayunas: ¿es beneficioso para la salud?

Tal vez en algún momento leíste, escuchaste o te llegó por cadena de WhatsApp el mensaje de que tomar agua con limón por la mañana, antes de comenzar tus actividades, tiene múltiples beneficios. Demasiado bueno (y fácil) para ser verdad, ¿no? No hay alimentos “milagrosos” o con el “super poder” de tratar o curar una enfermedad por sí mismos; una dieta equilibrada y variada es la clave.

Sin embargo, sigue siendo frecuente encontrar información que asigna múltiples propiedades a un producto o alimento en particular. El agua con limón es un ejemplo y, con el fin de aclarar algunos conceptos, en este cuadro resumimos “lo que se dice” y “lo que la ciencia sabe hasta hoy”. Esperamos que esta información te resulte útil para poder tomar mejores decisiones con respecto a tu salud.  

 

Lo que se dice (y circula en el imaginario popular) Lo que la ciencia sabe hasta hoy (y sigue estudiando…)

Beber agua tibia con limón en ayunas desintoxica (“barre toxinas”)

 

Algunos estudios preliminares (la mayoría realizados en animales) sugieren que el ácido cítrico (presente en los cítricos como el limón) y otros compuestos nutricionales pueden ser útiles para la eliminación de metales tóxicos (por ejemplo: mercurio, plomo, cadmio, arsénico y aluminio), pero hasta el momento no hay suficiente evidencia científica que demuestre que los alimentos desintoxiquen.

Los únicos encargados de filtrar y eliminar sustancias tóxicas de nuestro cuerpo (o desintoxicar) son: el hígado, los riñones, el sistema gastrointestinal, la piel y los pulmones. 

Por otro lado, una de las funciones que cumple el agua que tomamos es, justamente, eliminar toxinas, a través de la orina. ¡Ésta es una de las razones por las cuales a los adultos se les recomienda tomar alrededor de 2 litros de agua a lo largo del día!

 
 

Beber agua tibia con limón en ayunas estimula la producción/secreción de bilis (“es digestivo”)

La bilis es un líquido producido por el hígado, que se almacena en la vesícula biliar y que se secreta al intestino delgado en respuesta a un estímulo, principalmente por el consumo de alimentos grasos, y que ayuda a su digestión. Como el limón no aporta una cantidad significativa de grasas, su consumo no estimula la secreción de bilis.

 

Beber agua tibia con limón en ayunas refuerza el sistema inmunitario

El limón contiene vitamina C. La vitamina C, junto con otras vitaminas y minerales, contribuye al buen funcionamiento del sistema inmunitario, que es el sistema que nos protege o defiende de enfermedades infecciosas e inflamatorias. No hay estudios que indiquen que tomar vitamina C “refuerce” el sistema inmunitario.

 

Beber agua tibia con limón en ayunas “alcaliniza el cuerpo” (porque “a pesar de que el sabor del limón es ácido, su pH es alcalino”)

 

Por un lado, el jugo de limón es ácido, siempre. Por otro lado, los alimentos no son ácidos o alcalinos por su sabor. Tampoco alcalinizan o acidifican el cuerpo. Explicamos a continuación por qué. 

El pH de nuestra sangre es de 7,35-7,45 (es decir, neutro). Sin embargo, otros líquidos de nuestro cuerpo tienen valores de pH diferentes y característicos. Por ejemplo: el ácido clorhídrico, que secreta el estómago, tiene un pH de 0,8 y la orina tiene rango de pH que varía de 4,6 o 5 a 8.

Independientemente de los alimentos y bebidas que consumimos, el pH de nuestra sangre y del resto de los líquidos de nuestro cuerpo se mantiene constante en estos niveles, debido a la acción de los sistemas buffer o tampón y de otros órganos (como piel, pulmones y riñones).

Solo en el caso de determinadas causas (como ciertas enfermedades o consumo excesivo de algunas sustancias tóxicas) el pH de nuestra sangre se puede alterar y provocar acidosis (pH < 7,35) o alcalosis (pH > 7,45).

 

Beber agua tibia con limón en ayunas contribuye a la prevención y al tratamiento del cáncer.

Existe suficiente evidencia científica que demuestra que seguir una alimentación saludable, realizar actividad física de manera regular y mantener un peso adecuado son factores clave en la prevención del cáncer.

Por otro lado, hay estudios que indican que la fibra y los fitoquímicos presentes en el limón y en todas las frutas y verduras contribuyen a reducir el riesgo de padecer determinados tipos de cáncer. 

Además, debido a que todas las frutas y las verduras son fuentes de vitamina C (que tiene una función antioxidante), es posible que quienes consumen frutas y verduras tengan menos riesgo de tener cáncer. Sin embargo, se ha demostrado que consumir suplementos de vitamina C no ayuda a prevenir dicha enfermedad.

Estudios en animales e in vitro indican que los niveles muy elevados de vitamina C en la sangre podrían reducir algunos tumores, y que esto depende de la forma en la que se administra (vía oral o intravenosa), pero se requieren de estudios adicionales para confirmarlo, razón por la cual esto aún no puede afirmarse con certeza.

Beber agua tibia con limón en ayunas contribuye a la hidratación (porque estimula “las ganas de tomar agua”)

 

No hay ninguna evidencia de que agregar limón al agua mejore la hidratación. Consumir agua con jugo de frutas o rodajas de frutas (independientemente de la temperatura y del horario) podría ser una manera de incentivar a aquellas personas que “no les gusta tomar agua” a que se mantengan hidratadas de una manera saludable.

La sed se estimula cuando aumenta la osmolaridad (concentración de solutos por litro de una solución) o disminuye el volumen de líquido en el cuerpo (hipovolemia), siendo una señal para obtener líquidos y recuperar el agua perdida en un corto período de tiempo.

La sed aparece cuando la persona ya se encuentra en un estado de deshidratación y con una pérdida del 0,8 al 2% de su peso corporal. Por eso es que se recomienda ¡no esperar a tener sed para tomar agua (o para hidratarse)!

 

Beber agua tibia con limón en ayunas contribuye a la absorción de la vitamina C.

 
 

La absorción de la vitamina C (que contiene el limón) es independiente del horario (mañana, tarde y/o noche) en que se la consuma. La absorción de la vitamina C depende de la cantidad ingerida: a mayor cantidad, mayor absorción. Una vez que la concentración de vitamina C en el plasma alcanza el nivel de saturación, la cantidad adicional es excretada por la orina.

 

Otras cuestiones a tener en cuenta

- El consumo diario elevado de limón puede provocar erosión del esmalte dental por su alto contenido en ácido cítrico.

- La vitamina C es destruida por el calor (altas temperaturas). Es por eso que para preparar agua con limón se mezcla el jugo de limón con agua tibia y no caliente.

- La vitamina C se destruye con la exposición al aire, por lo que el jugo de limón recién exprimido tiene más cantidad de vitamina C que a medida que transcurre el tiempo de haberlo hecho. Si bien la vitamina C es sensible al oxígeno y su concentración va disminuyendo durante la exposición al mismo, se conserva hasta 12 horas después de cortar o exprimir el limón.

 


 Imagen de portada: Freepik

 

 

 

0
1
0
s2smodern