Huevo: hábitos a incorporar para que su consumo sea seguro

El huevo es un alimento nutritivo con muchas propiedades, sin embargo, su consumo puede derivar en problemas de salud si no se siguen algunas buenas prácticas de cocina y si no se tiene en cuenta su potencial alergénico. Porque tu salud “no es una huevada”, conocé qué recaudos tomar para disfrutar de este valioso alimento, considerado como el alimento con mejor calidad proteica después de la leche materna o humana.


¿Qué se entiende por huevo fresco?

Según el Código Alimentario Argentino (CAA), se entiende por huevo fresco al no fecundado (proveniente de gallinas que no han sido inseminadas de forma natural o artificial) y que no ha sido sometido a ningún procedimiento de conservación. No podrá ser denominado huevo fresco el que haya sido sometido intencionalmente a temperaturas inferiores a los 8 grados centígrados.


Tips para darnos cuenta si un huevo es fresco y apto para consumo

En un huevo crudo:

- Al colocarlo en un recipiente con agua a temperatura ambiente, debe quedar en el fondo del recipiente para que se considere fresco.
- No se considera fresco cuando al romper la cáscara, la clara es muy fluida y líquida y la yema está aplastada o es poco consistente.

En un huevo cocido:

- Al cortarlo de manera vertical, la yema debe estar centrada. Si está de un costado, se considera menos fresco.


Incorporá estos hábitos para un consumo seguro de huevo

- Adquirir huevos convenientemente envasados y etiquetados, y procedentes siempre de establecimientos autorizados por el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA).

- En la etiqueta deberá indicarse el establecimiento de origen y la fecha de consumo preferente, contenido neto en unidades, categoría, país de origen, lote, indicación de la temperatura de conservación, entre otros datos.

- Guardarlos en la zona más fría y aislada de la heladera.

- Lavarlos antes de consumirlos.

- Cocinarlos completamente.


Huevo y salmonelosis: cuando la posibilidad de enfermarte está en tu mesa

El huevo puede contener una bacteria llamada Salmonella, que provoca una enfermedad transmitida por alimentos llamada salmonelosis. Escribimos un artículo sobre este tema, te invitamos a leerlo ingresando en este link: Enfermedades transmitidas por alimentos: Salmonelosis

Es importante tener en cuenta que se pueden encontrar rastros de Salmonella en la cáscara del huevo, por lo que el lavado de manos es esencial después de manipular huevos para evitar que esta bacteria contamine alimentos que se consumen crudos o que ya están cocidos.


Alergia al huevo: ¡atención!, el huevo puede estar “escondido” en diversas preparaciones

El huevo es uno de los 8 alimentos responsables de la mayor proporción de alergias alimentarias a nivel mundial y la causa más frecuente de alergia alimentaria en niños. El único tratamiento eficaz para la alergia al huevo es eliminarlo totalmente de la alimentación. Para ello, se recomienda:

- Leer bien la etiqueta o el rótulo de los alimentos envasados para detectar la presencia de huevo y/o sus derivados. Se recomienda buscar si al final de la lista de ingredientes del alimento envasado aparece alguna de las siguientes frases de advertencia: CONTIENE HUEVO o CONTIENE DERIVADOS DE HUEVO o CONTIENE HUEVO Y DERIVADOS DE HUEVO. En el caso que el huevo y/o sus derivados no formen parte de los ingredientes del alimento envasado, pero exista la posibilidad de contaminación accidental durante el proceso de elaboración, aparece alguna de las siguientes frases de advertencia: PUEDE CONTENER HUEVO o PUEDE CONTENER DERIVADOS DE HUEVO o PUEDE CONTENER HUEVO Y DERIVADOS DE HUEVO.

- Tener cuidado cuando se come fuera de casa. En el caso que se realice una comida fuera de casa se recomienda preguntar si para la elaboración del plato elegido se utiliza huevo y/o sus derivados. Otra fuente de exposición posible es la contaminación cruzada, ya que un niño con alergia al huevo puede reaccionar de manera adversa ante una mínima cantidad, por lo que generalmente se recomienda llevar una vianda si se come fuera de casa.

- Si un niño es alérgico al huevo y está siendo amamantado se recomienda que su madre evite el consumo de huevo, ya que el niño puede reaccionar adversamente a las proteínas que le transmite a través de la leche materna.

 

Más información sobre alergias alimentarias:

- Alergias alimentarias
- Alérgenos en alimentos: ¿Cómo se identifican leyendo una etiqueta?
- Alergias alimentarias en la infancia



Las preguntas más frecuentes

Seguramente alguna vez te hiciste estas preguntas que escribimos a continuación. Nosotros también, y nos pareció útil compartir las respuestas.

¿Los huevos se lavan antes de guardar?
No. Los huevos se deben lavar antes de consumirlos, no al guardarlos. Lavar los huevos antes de almacenarlos facilita la entrada de microorganismos en el interior, ya que la cáscara de los huevos es porosa y posee una fina película protectora que se pierde al lavarlos (lo que permitiría que cualquier contaminación del exterior pase al interior). Se recomienda lavar los huevos antes de consumirlos utilizando agua con detergente, enjuagándolos bien y secándolos cuidadosamente con papel de cocina de un solo uso.

¿Los huevos se guardan en la heladera?
Sí. Los huevos deben guardarse en la heladera tan pronto como sea posible ya que las bajas temperaturas, además de mantenerlos frescos durante más tiempo, evitan la posible proliferación de microorganismos. No se recomienda guardarlos en las bandejas que están en la puerta de la heladera, ya que allí se encuentran muy expuestos a los cambios de temperatura cada vez que se abre. Se recomienda guardarlos en la zona más fría y aislada de la heladera.

¿Por qué los huevos no están refrigerados en los puntos de venta?
Esto se debe a que los cambios bruscos de temperatura (cuando se pasa de frío a calor) pueden provocar la condensación de agua en la cáscara lo que aumentaría el riesgo de contaminación. Los huevos tienen una capa porosa que al humedecerse permitiría que cualquier contaminación del exterior pase al interior. Por esta razón, y para evitar ese cambio térmico, es preferible mantenerlos a temperatura ambiente en supermercados y puntos de venta. Al llegar a casa, ¡a la heladera hasta consumirlos!


Si leíste esta nota, tal vez te interese más información sobre algunos temas relacionados con los contenidos aquí expuestos

- Colesterol: 3 preguntas a un especialista
- Huevo: un alimento nutritivo y versátil
- ¿Los huevos se deben lavar antes de guardar?
- ¿Los huevos se guardan en la heladera?

 

Imagen de portada: unsplash


 

 
0
1
0
s2smodern